SITUACIÓN, MEDIO FÍSICO Y HUMANO:

 

La única villa de la comarca natural del Valle de Ricote que no se asienta a orillas del río Segura, es Ricote, localidad que se halla situada en la vega media del Segura a su paso por la Región de Murcia, en las estribaciones de la sierra del mismo nombre, a unos 290 metros de altitud sobre el nivel del mar. Dista unos 35 Km de la capital de la Región y cuenta con una extensión municipal que ocupa unas 8.760 hectáreas de superficie. La población está compuesta por 1.569 habitantes, que se distribuyen en su mayoría en el núcleo urbano y por las pedanías y parajes, tales como la Rambla de Charrara, Collado Gil, Vite o La Bermeja.

El acceso rodado se efectúa desde la autovía Murcia – Madrid en la salida de Archena, hasta la carretera MU-520 que recorre todo el Valle, para tomar en Ojós la MU-521 que tras un par de kilómetros llega al casco urbano.

Ricote se caracteriza por un relieve abrupto y quebrado, atravesado por poderosas sierras como la de Ricote, con su cumbre más elevada Los Almeces de 1.124 m, o las del Cajal, Umbría, Oro o Salitre, de igual manera está surcado por profundos barrancos y ramblas, como la de Benito, Carcelín o las Multas. El clima es de tipo mediterráneo, en el que se puede apreciar cierta continentalización, con una temperatura media anual en torno a los 16º C, donde destacan inviernos cortos y fríos y veranos largos y calurosos, prevaleciendo los días soleados y la escasez de lluvias.

El medio natural se caracteriza por una gran diversidad de habitats con interesantes y peculiares características ecológicas poco comunes, donde la superficie forestal ocupa casi la mitad del municipio, con extensas áreas boscosas de pino carrasco.

El sector de actividad predominante es el agrícola que ocupa a la mayor parte de la población, seguido en importancia por el sector servicios donde la hostelería y el turismo aparecen como ocupaciones emergentes. Destacar la incipiente labor artesanal entorno al esparto y la madera.